Tres poemas de Brian Patten

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 7:07 p. m.

La inocencia de cualquier carne que duerme

Duermo a tu lado y sueño
que despierto a tu lado;
despierto a tu lado
y pienso que soñaba.

¿Alguna vez dormiste a lado del océano?
Pues sí,
es como eso.

Todo el movimiento de paisajes, de océanos,
está en ella.
Ella es
la inocencia de cualquier carne que duerme,
tan vulnerable
que no necesita que la protejan.

En tales momentos
el corazón se abre,
guarda en él todo lo que existe,
no hay más que ella.

¿En qué país está?
No lo sé.
Pero sé – porque hay un amor
que ensucia a todos los demonios –
que ella está bien.
Puedo girarme,
dormir bien a su lado.

Sueño que despierto a lado de ella.
Cuando sueño tales despertares
soy todos los sentidos del amor que se despiertan.


Canción de la fiesta

Él dijo:

"Quedémonos aquí
ahora que el lugar se vació
y hagamos dulce pornografía el uno con el otro
mientras los de la fiesta se van
y el amanecer se asoma
como un desconocido.

No dudemos
por las cosas que sabemos
o por lo frío que se ha puesto el lugar.
Descolguemos la mente
y liberemos
a este loco y mutilado amor cocodrilo".

Y entonces lo hicieron,
están entre la madreselva y latas de Guinness,
y más tarde él se subió a un autobús y ella a un tren
y todo lo que hubo entre ellos
fue la lluvia.

Ministro de educación

Cuando era niño hice un examen.
Eran preguntes muy simples.
No había manera de fallarlo.

P1. Describe el sabor de la Luna.

Sabe a la creación, escribí,
tiene el sabor del polvo estelar.

P2. ¿De qué color es el amor?

El amor es del color del agua que el hombre
perdido en el desierto encontró, escribí.

P3. ¿Por qué se derriten los copos de nieve?

Escribí, se derriten porque caen
sobre la tibia lengua de Dios.

Y había otras preguntas
y eran preguntas simples.

Describí el dolor de Adán
cuando fue expulsado del Edén.
Escribí el peso exacto
del sueño de un elefante.

Incluso hoy, luego de muchos años,
para sobrevivir barro calles
o limpio los baños de los grandes
hoteles.

¿Por qué? porque constantemente
reprobaba mis exámenes.
¿Por qué? Pues bueno, déjame hacer dos preguntas.

P1. ¿Qué tan grande es la imaginación
de un niño?
P2. ¿Qué tan aburrida es la mente
del Ministro de Educación?





               Brian Patten (Liverpool 1946)

Comments (0)