Quinientas cus pequeñas (Irrespetuoso cuento erótico para eyaculadores precoces)

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 12:18 a. m.

0

Tu espalda se le descubre como un mar sin viento ni luna. A lo largo de tu espina una delgada y brillante cremallera cruza la inestable área de tu carne. Mientras tu respiración toma el ritmo de la ciudad las manos tiemblan al verse dueñas de ese acero que esconde las manías de tu interior, las yemas tamborilean esa dentadura de metal que parte en dos tu cuerpo y te convierten en una flor cargada de jugo, en una abeja que dejó de dormir hace mil años. Baja el cierre con una urgencia pasmosa dejando al descubierto un colchón de sangre y venas que aguan la boca y emblanquecen ojos, tú ríes al sentir esas gotas de sal fría chocar contra tus costillas flotantes y tus pulmones, esas dos pequeñas bolsas que huelen a lila y se encogen hasta parecer pasas negrecidas por la lluvia.

Te quedaste dormida. Sus manos escarban entre huesos, vasos, musculos y arterias. Sueñas que vives en un campo magnético donde niños recogen dientes de leche para hacerlos mantequilla, a su vez, tu amado navega entre tu traquea y las adenoides provocandote tos y gemidos. Él se detiene y escurriéndote besa ese mágico punto entre la clavícula y el hueso humeral. Te despiertas, él va directo hacia la Timo, esa minuscula bolsita de luz que yace en el centro de tu centro. Él quiere ver tu oscuridad.

La toma con amor, la agita para quitar el exceso de agua, sangre y dendritas. La coloca entre sus muelas y explota. Hay un cadáver dentro de tí y en cinco meses sus gusanos se enamorarán de los tuyos. Hueles a amor.


30/4/10

Continuous diaphragmatic hernia.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 8:08 a. m.

0

Ya no quiero escribir.
Es muy triste tener dos manos atadas por una vena cardiaca.

29/4/10

In the subsequent caligram.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:31 p. m.

0

27/4/10





Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. Quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve... Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor... Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las fresas nada sabe acerca de las uvas.


- Paracleso

La parte de atrás está vacía.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 9:57 p. m.

0

Quiero una novia.

26/4/10

Muerte

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:21 p. m.

0

Hiciste que a la gente le duela tu dolor

25/4/10

Deformidad.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 4:50 p. m.

0

¿ya?
ya




qué rico



24/4/10

Bolero

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 9:23 p. m.

0

Papá dijo:
"ese niño no es normal
será mejor llevarlo al hospital"

22/4/10

No dolía.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 12:06 a. m.

0

Qué bonito es un entierro
qué bonito es un entierro
iré a verte al cementerio
con una flor y un perro
- Fragmento de "Fando y Lis"




Ese día llovió tanto
que el camión se balanceaba.
Pensé que me iba amorir.
Y hoy,
dos años después,
siento un tirón en el diafragma
al ver que
efectivamente
mis manos son bonitas.

Apenas estoy empezando.






Mu

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 12:31 p. m.

0

mu mu mu mu mu mu mu mu mu
mu mu mu mu mu mu mu mu mu
mu mu mu mu mu mu mu mu mu
- Wumen Huikai




Habló el buey
y dijo mu



18/4/10


_____________________________


Es mi voz la que avanza inconforme.

Necesito un murmullo que me deshoje el llanto, un relámpago que venga a acentuar los tímidos rincones de mis muertes. En medio del pecho yace un jardín inmenso donde nos perdemos entre las lilas, entre los ahorcados, en lo desconocido. Y así, infantiles, palpamos la mustia arista del deseo que se abre como una mano urgente de hambre y se cierra violenta, como deseando interceptar el aire y convertirlo en miel, una dulce miel que sepa a tumba y sangre, plomo de colores donde la enamorada surge milagrosa espantando a las gordas abejas de la vida. La enamorada se enjaula entre sus dientes y acaricia sus piernas, su piel primaveral astillada de olores que sofocan hasta el más metálico de los pechos. Naciste muchas veces. Por eso Dios te esconde entre sus barbas y la cama donde duermes es el sol que se me apaga.

Frecuentamos tu habitación. Ese prisma inmóvil de vuelos lentos, donde la saliva y la luz extrañan lo creíble. La ausencia. Mi voz terminará por ser el marco de ese cuadro simpático donde encierras cualquier posibilidad de matarme. Este inicuo pretexto de texto es un mordaz recordatorio de que jamás moriré y mi voz se mezclará con el vaivén de la hierba en el dulce ritual del olvido.

La calle tiene piel de perro y acude a la fiesta, donde el somnífero más potente son los gritos de tu mundo, ese universo tan pequeño que se limita a fabricar espejos con pestañas y ombligos. No cabes, tus piernitas lentamente irán presionando tu espalda hasta que esa simpática nomenclatura de extremidades se transmute en algo que nunca deberás de ser, en un bastardo engañoso, en una claustrofilia predeterminada.

Se que estás allá afuera, sembrando lilas junto a la luna, esperando que algún impaciente exiliado de sí mismo asista a tu encuentro, entregándote todo, menos la nada.


11.44 P.M.



Inmediato 2

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 7:57 a. m.

0

No voy a reprocharle al sol.

Nunca tuvimos la culpa de tanta desgracia descontrolada.
Estoy fuera de mis manos.


14/4/10

Conteo.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:45 p. m.

0

Cuando era niño estaba seguro que el número doce no existía.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 13 14 15 ...

Y es que se leía tan rítmico. Como si toda esa serie nunca se viera afectada por la integración violenta de ese dígito.

13/4/10

El Cine (Enfermiza crónica iniciática para descarriados morales)

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:35 p. m.

0


Desperté esta mañana con un dolor de cabeza más provocado por la ausencia de líbido que por alguna vena reventada que augura una embolia futura. De esas jaquecas que te arrancan quejidos de borracho al ver la luz. Amparado por mi más reciente ingreso al capitalismo de 4 horas diarias sin derecho a queja, me quedé recostado en mi tibia cama, obviamente después de los respectivos y facilísimos procesos burocráticos. No pude dormir y por media hora me dediqué a ver noticias sobre niñas encontradas debajo de colchones. Recordé que un amigo me prestó una película que buscaba desde hace tiempo y que, por miedo y/o decidia, nunca pude ver. La Montaña Sagrada. Me reincorporé y el boxeador dentro de mi cráneo dejó, por dos horas y media, de joderme la parte interna de la frente.


A diferencia de El Topo, no me provocó una crisis interna por intentar entender semejantes chingaderas que la pantalla me bombardeaba cada 25 segundos, quizá porque La Montaña Sagrada marcó [según dicen los barbones críticos] la era más madura de Alejandro Jodorowsky [A quien me permito decir, adoro con cada fibra de mi corazón y con cada esperma de mis testículos] o bien, porque mi cerebro ya está acostumbrándose a ser atormentado por cosas que no puedo ni quiero entender.

Las dos horas y fracción se me pasaron como cuando te masturbas compulsivamente o como cuando platicas muy agusto con gente a la que le interesa lo que dices. Quedé maravillado y mi jaqueca se transfiguró a un adormecimiento craneal, como si hubieran puesto miles de hormigas a saltar sobre mi frente y sienes. Hacia poco tiempo alguien me había preguntado cuál era mi película favorita y me desesperaba al intentar darle un orden jerárquico a las poquitas pero valiosas películas que he podido ver, ahora esta es la respuesta. No daré detalles, la peli está en youtube para los valientes que se quieran dar un tiro con su cerebro.






Lo importante de todo esto es que al ser hoy mi día de descanso intenté hacer algo que hace mucho no hago, ir al cine. Me bañé y salí apresurado antes de que se hiciera más noche, y por ende, las posibilidades de morir a causa de una bala perdida fueran más altas (aunque, cualquier otro día, le hubiera hecho de maestro del destino y me hubiera salido con todo y cartera de fuera, chingue su madre). Busqué a alguien que me acompañara, quizá por puro formalismo o por ese compromiso humano de ir acompañado a todas partes, al no tener éxito, fui solo.

Llegué a las ocho en punto, antes de entrar quise fumar. Un vigilante se me acercó y me pidió. Ya lo conocía, inclusive había hablado con él antes. Me pidió un consejo para dejar de fumar y yo se lo di "compre una cajetilla, haga marionetas con los cigarros y entretenga niños gratis, conserve el empaque y llenela con ramitas empapadas en agua bendita, cuando tenga muchas ganas de fumar, saque uno de esos palitos y chúpelo hasta que lo deje completamente seco", luego conversamos, me platicó de los roba carros que hacen negocio con los vigilantes para que todo se haga rápido, él juró y perjuro que jamás había sido complice. No le creí.

Compré el boleto y lo guardé, estrenando mi cartera como la nueva caja de neurosis portatil. Entré a la sala. La película era Alicia y en país de las maravillas. Entré como quien entra a una fiesta familiar, sabe que se va a aburrir pero existe la fe de que algún primo chistoso va a llegar y platicará contigo sobre tonterías. Además tenía palomitas y refresco, la sala estaba desierta y yo estaba libre de muchachitas que gritan cada vez que sale Johnny Deep. Comienza la película y yo estoy atento.

Hay una escena donde una oruga fuma de una shisha y siento como me comienzo a poner ansioso, la sala está desierta y es noche, nadie va a entrar, esta es la hora perfecta para cuando quieres tocarle los bultitos debajo del sostén a tu novia. Saqué un cigarro de mi morral y comencé a fumar, al principio me pareció totalmente inofensivo, en primera instancia porque no había gente a quien le molestara el olor, pero lentamente vi por encima de mi como el humo atravesaba la luz del proyector y el olor comenzaba a encapsularse a mi alrededor. Recordé la película de Las Cenizas de Ángela, donde el personaje de Joe Breen niño entra con sus amigos a esas salas de cine de guerra donde se permitía hacer de todo mientras pusieras antencion a la propaganda nazi. Pero no, yo no veía mensajes antisemitas, veía una adaptación caprichosa de un muy buen libro cuyo resultado era un espaguetti insipido de imagenes sobrecargadas.

Escuché ruidos y apagué el cigarro cuando iba a la mitad, me sentí arrepentido y tonto. Posteriormente me dediqué a prestarle atención a la cara y gestos de JohnnySparroWonka, que junto con las claviculas de Mia Wasikowska, fue lo que hizo mantenerme sentado y dándole gasto justo a los $150 que gasté esa noche. Salí divertido por la escena del bailesito. Cuando iba al cine con mi papá me decía que al terminar la proyección debía tallarme fuertemente los ojos si es que no quería quedarme ciego, hasta la fecha lo hago por inercia.

Salí y evidentemente no había camiones. Me gusta platicar con los taxistas y el de esta noche inclusive me dio su teléfono para cuando el maravilloso transporte colectivo chihuahuense me traicionara. Le pagué 30 pesos y le regalé un cigarro.


12/4/10





Inmediato 1

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:26 p. m.

0

Un delgado velo de luz se apropia de tus dientes,
tan lejanos como el sol.

Qué triste es tener que amortiguar tu ausencia con baños de agua fría.




(Porque también somos
lo que perdemos)
11/4/10


________________________

En verdad tenía muchas ganas de ir al cine.
Muchas ganas.

93.5 P.M.

Cien

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:18 a. m.

0

Cien y ya lo eres.
Una se volvió una infame estatua de leche en el centro de mi jardín.

Tú le ofreces limonada a los invitados, tú pones la música en esta gran ceremonia de la muerte.

Allá afuera solo hay noche.
Quedémonos. Un colgado entre las lilas se asemeja al dormir de abejas.

Vamos a repartir dedos a los niños. Niños usando dedos en vez de palabras.

Cien
Sien

Cien evidencias de un balazo que se debió haber efectuado hace meses.

9/4/10



____________________


Me voy a morir

9.09 P.M.

Tercera intervención para el extracto de la piedra de la locura.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 9:51 p. m.

0

Life its like Vin Diesel:
Its bald and its on a lot of bad movies
- Jon Lajoie




En el fondo del lenguaje, en la boca del sueño.


Salió




6/4/10

Segunda intervención para el extracto de la piedra de la locura.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:24 p. m.

0

Las mujeres son iguales...
porque ya no son diferentes
- Erich Fromm


Cada palabra y cada mueca marcan un indistinto rompimiento
en el proceso de aparecernos ante nosotros mismos.

(Desperté y las flores colgaron tu cuerpo en la pared de mis ojos)

Los lugares aparentan ser animales muertos en la mitad de los campos,
esos campos que creemos, podemos controlar
y conforme el sol va conociendo el cielo
ese tímido perro muerto se levanta para lamer los rincones.

(Caminé y escuché las risas, a los niños riendo por la diosa Agua)

Tristemente somos dueños de la nada. Somos los aprendices del silencio.
Pero si afortunadamente existe algo lo suficientemente poderoso como para
moldearlo a nuestro capricho, es ese monstruo llamada olfato.

(Yo vivo oliendo las vocales de tu nombre)

A fin de cuentas, no somos más que manchas verdes en un enorme platón para ensaladas



4/4/10


Primera intervención para el extracto de la piedra de la locura.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 11:20 a. m.

0

La soledad es no poder decirla
- Alejandra Pizarnik



Cada que me adentro en éste vórtice carnívoro que no valora el tiempo,
cada que descifro las miradas del cielo
cada que me siento en la ansiedad
cada que me siento en esta silla
no encuentro el por qué
de mantener este
cerebro
dentro de este cuenco
inútil, tibio y tempestuoso
que día a día me orilla más y más
a una locura tan inminente, despiadada.


Huelo tu sombra volando hacia atrás
y la caja donde me resguardaba de ti
caprichosa de su geometría
me abandonó
como
todo
como
tú.


Y sin embargo sobrevuelo,
debajo de mí, el suelo absorbe
y segrega una baba ceremonial y áspera.
Te encuentro bebiendo sangre joven,
viéndote en un enorme espejo plateado
llorando por la autenticidad de tus manos.


No
es eso
lo que nos
demuestra la
tempestad del tiempo
el olor de los días.
Guayaba
Limón
Mango
Fresa
Agua estancada
estancada en tu cuello,
tu cuello de jadeos metafísicos
y respiración frustrada.



Estoy tan, pero tan muerto...




3/4/10

Testamentos.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 12:57 p. m.

0

Tú no tienes la culpa mi amor
de que el mundo sea tan feo
tú no tienes la culpa mi amor
de tanto tiroteo.

Tú no tienes la culpa mi amor
de tanto cachondeo
tú no tienes la culpa mi amor
vámonos de jaleo.


1/4/10